Historias felinas

Barbara

Barbara, gata en adopción responsable

Llegué a LARA con mi bebe Buggy Boy, el único de mis cachorros que pude salvar, vivíamos en un polideportivo. No éramos queridos y empezaron a cazarnos para llevarnos a la perrera. Una humana nos daba de comer y cuando se enteró de lo que pasaba y que ya sólo quedábamos nosotros nos llevó a LARA. Los gatos no aguantamos mucho en la perrera porque las condiciones son muy duras, y los gatos miedosos en ocasiones nos sacrifican por el camino porque los recintos están masificados. Y nunca llegamos al recinto…

Todavía me queda algo de miedo pero voy haciendo progresos día a día.

Me gustaría encontrar a alguien en quien pueda confiar porque siempre va a quererme y cuidarme. Pero tendrá que tener paciencia conmigo, he visto tanto…

¿Podrías ser tu?

Contacto: adopciones@asociacionlara.org 

Mas fotos y videos

top feature image

Urgencias septiembre. Valeria

Nuestra pequeña Valeria a adelgazado mucho y tiene el pelito muy feo, además no quiere pienso y solo come latitas. Tenemos que llevarla al veterinario, pero las facturas nos desbordan y necesitamos ayuda para pagar la visita, el tratamiento y las latitas de las que se alimenta.

Tenemos unas bolsitas con dibujos felinos y un juguete de gato en el interior, por solo 3€. Con su compra contribuyes a los gastos de Valeria.

En venta en el puesto nº 1 del Mercado de la Guindalera. c/ Eraso 14. 28028 Madrid

Ayúdanos a cambiar la suerte a esta peluda

top feature image

Sidharta

Me dejaron en la calle siendo muy pequeñito, no podía valerme por mi mismo. Pero alguien me llevo a su casa y fui muy feliz, pero todo tiene un final. De repente, me sacaron de mi casita y me llevaron al refugio, aquí hay muchos gatos y me dan miedo, no entiendo por que  es la segunda vez que me abandonan. Fue mi regalo de cumpleaños, al cumplir el año se cansaron de mi, soy muy pequeño aún, y en mi corta vida solo recuerdo abandonos,  yo no puedo ser feliz? Nadie me va a querer para siempre?

¿Me llevas contigo?

Contacto: adopciones@asociacionlara.org

top feature image

Sury

Pensaba que era la gata más desafortunada del mundo, porque mis humanos me echaron a la calle cuando se cansaron de mi, pero en el refugio donde me recogieron hay muchos gatitos que me cuentan la misma historia.

Tuve a mis bebes en la calle, mendigaba comida a los humanos y así fui sobreviviendo, enseñé a mis pequeños a tener miedo a los humanos y no acercarse a ellos, esconderse si alguien se acercaba, yo había perdido mucho peso y se me notaban todos los huesos, era muy importante que aprendiesen rápido porque yo estaba muy débil y no sabía hasta cuando podría protegerlos.

Afortunadamente alguien se dió cuenta de mi estado y me trajo a Lara con mis bebes, los cuatro ya han encontrado un hogar y ahora busco uno para mi.