Historias felinas

top feature image

Oliver

Recogido de la calle, con una patita muy mal. Hubo que operar de urgencia, meses de rehabilitación y dolores. Salvo la pata, pero no recuperó la movilidad. Hace una vida normal, puede correr y saltar como cualquiera de sus compañeros. Además de guapo, Oliver es muy cariñoso y juguetón. Necesita conocer lo que significa tener el amor de una familia que nunca deje de quererlo. Muy sociable con otros gatos. </more>